viernes, 8 de junio de 2012

Séptimo programa: ¿Y donde lo dejo?; el modelo de aparcamientos de Córdoba

Seguro que habreis oído mil veces la frase “no hay ni un aparcamiento en este barrio”, o por parte de los comerciantes decir “que si nos hacen aparcamientos vamos a vender más”. Hoy dedicamos el programa al modelo de aparcamiento de nuestra ciudad. Para comenzar, me vais a permitir que os resuma parte de las reflexiones que motivaban la alegación que el Grupo por la Movilidad Sostenible presentamos al plan aparcamientos que se aprobó en 2010. Creo que ayudará a introducir los temas de los que hablaremos en el programa:

“El espacio público determina de forma fundamental nuestra calidad de vida en sociedad.

Que cumpla su cometido ha de ser el objetivo fundamental a la hora de ordenar o regular los usos sobre nuestras calles; entre ellos regular cómo un bien privado, el coche, hace uso de este espacio público que es un derecho fundamental de la ciudadanía.

Es importante comprender, por el bien común, que poseer uno o varios coches y estacionarlos en la vía pública no es un derecho ni debe ser considerado como tal. El uso, tanto de una vía como de un espacio público acondicionado como aparcamiento, es un servicio que la ciudad ofrece a una pequeña parte de su ciudadanía. Este concepto es la piedra angular que determina los valores sobre los que se asentará una determinada política de aparcamientos y el enfoque que tendrán las distintas soluciones que se propongan en el plan.

Quienes entendemos que la calidad del espacio público conlleva una regulación responsable de este privilegio planteamos que la ciudad precisa una compensación, una contraprestación, en espacio, en tiempo, en mejora de los transportes públicos, en calidad de los espacios públicos, a cambio de la cesión de ese espacio común de vida.

Creemos asimismo que la aprobación de este plan de aparcamientos no debe quedar separada de la regulación del estacionamiento en la vía pública, al ser un aspecto indisolublemente ligado al éxito del plan, aunque actualmente las competencias sobre esta materia recaigan en una delegación diferente de la que expone el presente plan. Esta regulación hoy día tiene que descansar sobre una filosofía avanzada de la gestión del espacio disponible para las distintas modalidades de desplazamiento y régimen económico de compensación por las externalidades que produce, teniendo en cuenta los avances y proyectos implementados en los últimos años en la gestión de los estacionamientos en otras ciudades españolas y europeas. El espíritu de este plan deber actuar, si no estableciendo mecanismos de implantación inmediata de estos modos de gestión, si previendo su futura implantación y las circunstancias en que ésta se pueda producir.

Se echa en falta además un enfoque más activo hacia el principal problema al que nos enfrentamos: el aumento incontrolado del ratio coches/habitante en las dos últimas décadas. Mientras el número de habitantes ha crecido un poco menos de un 8% entre 1991 y 2008 (23299 personas), en ese intervalo, el número de turismos en nuestra ciudad se ha incrementado un 67%, pasando de 87018 a 145693. Sólo este dato debería hacernos tomar medidas urgentes en cuanto a la disuasión del uso del vehículo privado en múltiples circunstancias hoy aceptadas socialmente, a la regulación del estacionamiento para residentes en el viario público, y a las compensaciones que se deben establecer para contrarrestar los impactos en los espacios públicos, las personas y el medioambiente urbano que este aumento descontrolado provoca.

Es por ello que realizamos estas alegaciones al texto provisional del Plan de Aparcamientos, por cuanto que entendemos que la gestión eficaz de éstos en entornos urbanos incrementa sensiblemente la habitabilidad de los espacios por parte de los viandantes, grupo al que pertenecen todos los ciudadanos cordobeses. El objetivo de una estrategia de transporte sostenible es resolver las necesidades económicas, ambientales y sociales de forma eficiente y equitativa, minimizando de forma activa los impactos adversos evitables o innecesarios y sus costes asociados, en una escala espacial y temporal suficientemente amplia”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario